Embarazo adolescente: ¿Cuántas niñas más sin futuro?

Entre 2012 y 2015 el reporte de embarazos adolescentes en los colegios públicos de Bogotá aumentó en 106%. Las localidades de Ciudad Bolívar, Bosa, San Cristóbal, Rafael Uribe, Santafé y Usme, son las que más registran menores en etapa de gestación.

Juan Carlos Flórez A.
Octubre de 2016

Intervención en el debate sobre embarazo en jovenes adolescentes. 26/10/2016

Según los datos de la encuesta de demografía y salud 2011, la tasa de embarazo adolescente en Bogotá en niñas y jóvenes entre los 15 y 19 años es de 48 embarazos por cada 1.000 habitantes. Esta tasa estuvo muy por encima de la meta establecida para el país por los objetivos de desarrollo del milenio (15 embarazos por cada 1.000 adolescentes de 15 a 19 años para 2015). Sin embargo, lo que resulta alarmante en el caso de Bogotá es que las localidades con mayor pobreza son también las que más embarazos adolescentes tienen:

Localidades de Bogotá con mayores tasas de embarazos adolescentes para 2015
(Secretaría de Salud. Respuesta a la proposición del 13 de 2016.
Encuesta multipropósito 2014 del DANE. Cálculos propios)
En el último año se duplicaron los embarazos en niñas y jóvenes en colegios públicos de la capital

Entre el 2012 y el 2015 el número de casos de embarazo reportados al sistema de alertas tempranas se incrementó en un 106%. Mientras en 2012 fueron reportados 903 casos, en 2015 el reporte se duplicó a 1.867 casos de niñas y jóvenes en estado de embarazo, de acuerdo con información oficial de la secretaría de educación del distrito.

Sólo en 8 colegios distritales de las localidades de Usme, Bosa, Ciudad Bolívar, Rafael Uribe y Suba hubo 320 embarazos durante los últimos 4 años:
Nombre del colegios

(Datos de la Secretaría de Educación, 2012-2015)

Esto fue lo que encontramos luego de visitar 5 de estas instituciones:

Los colegios están solos ante tamaño problema

(Colegio Miguel de Cervantes Saavedra – localidad de Usme)

A pesar de la existencia de programas distritales para la prevención de embarazos en adolescentes no existe una articulación con las instituciones. Los colegios por iniciativa propia están desarrollando programas de prevención ante la falta de herramientas por parte de la administración. Así lo confirma el rector del colegio Miguel de Cervantes Saavedra – Usme, quien afirma que “Se suponían que bajaban los índices de embarazos, no. Por el contrario. Los índices de embarazos volvieron a subir, y no por la campaña, sino porque al parecer al hablar de esos temas el chico no tiene la auto responsabilidad de la apropiación y del manejo del tema, sino al chico pareciera que esa información lo que hiciera es un poco como motivarlo al ejercicio de su sexualidad”.

Audio del rector del Colegio Miguel de Cervantes Saavedra:

Escaso apoyo a las instituciones distritales

(Colegio Ciudadela Educativa de Bosa – localidad Bosa)

Las directivas de las instituciones no cuentan con los programas de prevención que eran apoyados por el distrito. Así lo evidencia una de las orientadoras del colegio Ciudadela Educativa de Bosa: “Nosotros estuvimos acompañados durante tres años por el hospital Pablo Sexto. Los echaron, era el programa de salud al colegio, y ellos estaban viniendo a hacer todo el proceso de acompañamiento para métodos de planificación, hicimos unas charlas muy interesantes pero ellos dejaron de asistir en marzo de este año. (Ahora) Lo hacemos nosotros directamente. Nosotros contábamos con equipo médico enfermera, nutricionistas, fisioterapeuta que hacían todo el acompañamiento a las gestantes, hasta tuvimos una partera que hizo el acompañamiento a las estudiantes para promover el parto natural”.

Audio de la coordinadora del colegio Ciudadela Educativa de Bosa

No existen normas claras para las embarazadas en colegios

(Colegio Ciudadela Educativa de Bosa – localidad Bosa)

Ante la falta de una legislación que ampare a las madres – estudiantes en materia de incapacidades, a las instituciones les toca implementar sus propias normas apoyados en la legislación de maternidad vigente y que sólo aplica para madres que laboran pero que no existe para madres estudiantes. Así lo confirma el orientador del colegio Ciudadela Educativa Bosa, quien afirmó “El periodo de lactancia también se les asigna acá, que ellas lo que hacen es lactar durante las horas de descanso y si él bebe lo requiere, periodos de lactancia más frecuentes, los familiares o los cuidadores traen él bebe y las niñas lactan los bebes en los intercambios de clase”.

Audio de la coordinadora del colegio Ciudadela Educativa de Bosa sobre la lactancia

El embarazo adolescente lleva a la deserción

(Colegio Viva Colombia – localidad Rafael Uribe)

Según datos reportados por los colegios al sistema de alertas tempranas entre 2012 y 2015, 5.622 niñas y jóvenes estudiantes de colegios públicos distritales quedaron en embarazo, de las cuales 908 desertaron lo que equivale al 16%. El 63,7% de las deserciones por motivo de embarazo se concentran en 5 localidades: Rafael Uribe Uribe: 15.7%, San Cristóbal: 13,46%, Ciudad Bolívar 11,71%, Kennedy 11,52% y Usme 9,7%.

Tres localidades concentran la mayor tasa de embarazo en niñas entre los 10 y los 14 años

En los Mártires, la Candelaria y Santa Fé, se concentran las zonas de tolerancia. Allí las cifras de embarazo en niñas de 10 a 14 años son de hasta 7 veces más altas que lo que se registra en el conjunto de la ciudad (La tasa de embarazos en la ciudad para niñas entre 10 y 14 años fue de 1,23). El caso más alto ocurre en la localidad de los Mártires donde la tasa de embarazos para niñas entre 10 a 14 años es de 7,23 por cada mil. Por su parte, en la zona de la Candelaria la cifra alcanza 3,48 casos por mil y la localidad de Santa Fe tiene una tasa de embarazos 2,06.

¿Entre menos horas de clases más probabilidades de quedar embarazada?

Deserción por causa de embarazo en cada jornada

Al hacer análisis probabilístico, con los datos oficiales reportados por la secretaría de educación para el año 2015 (cálculos propios), se encuentra que si la niña estudia en media jornada (mañana o tarde) la probabilidad de quedar embarazada aumenta en un 18% frente a la niña que estudia en jornada completa.

Así mismo se observa que si la jornada es de la tarde la incidencia es aún mayor. Mientras en los colegios con jornada completa la incidencia de embarazos (2015) en estudiantes fue del 0.17%, en colegios con media jornada en la mañana fue del 0.86% y en jornada de la tarde de 1.04%.

¿La educación no les da futuro?

Un estudio desarrollado por el BID en el 2011, titulado; “embarazos para no ir a la escuela” adelantado en Paraguay y Perú, sugiere que las mujeres latinoamericanas que son madres adolescentes tienen entre 1,8 y 2,8 años menos de educación. Plantea a su vez que en muchas ocasiones el embarazo es una vía de escape para las adolescentes. Estas jóvenes, en compleja situación de desventaja, no consideran que la educación pueda alterar su futuro.

“En la mayoría de los casos esas mujeres no creían que ellas tuvieran el poder de transformar su propia vida por medio de la educación. Sus expectativas de tener una vida diferente de la de sus padres eran reducidas o inexistentes. Por lo tanto, el embarazo no alteró dramáticamente su trayectoria de vida, sino que sencillamente la aceleró (…) Más de la mitad de las madres adolescentes paraguayas y cerca de un cuarto de las peruanas habían abandonado la escuela antes de su embarazo [1]. (Banco Interamericano de Desarrollo, 2011).

Alertas tempranas

Esta administración, en teoría, habla de la paternidad y la maternidad temprana como un tema prioritario del plan de desarrollo. Sin embargo, los recursos para la prevención y atención de embarazo en adolescentes se redujeron en un 72,2% con relación a la anterior administración.

Pasaron de 23.964 millones de pesos a 5.711 millones de pesos en el plan de desarrollo vigente. Preocupa que ninguno de los 10 colegios con más embarazos adolescentes se encuentra priorizado para la implementación de jornada única a la luz de la resolución (2068 de 2015) expedida por la secretaria de educación en la anterior administración.

La jornada única en la ciudad no se está articulando con temas tan importantes como el embarazo en los colegios. En Bosa, Candelaria y Tunjuelito, a pesar de tener tasas de embarazo de casi el doble de la tasa de la ciudad, no tienen un solo colegio con jornada única.
Luego de estudiar las recomendaciones del BID, la CEPAL y el Fondo de Población de las Naciones Unidas – UNFPA sobre prevención y atención del embarazo adolescente, así como la experiencia internacional exitosa al respecto, presento estas políticas a la administración:

• Se deben articular las estrategias de prevención del embarazo adolescente con la puesta en marcha de la jornada única.

• La secretaría de salud debe trabajar de la mano con educación en programas de promoción y prevención. Los colegios no pueden seguir solos en la atención del tema.

• Debe haber en la ciudad una política clara orientada a garantizar que las jóvenes madres puedan continuar sus estudios y acceder a la educación superior.

• Deben eliminarse las barreras de acceso del servicio de salud a métodos de planificación familiar.

• Debe haber una apuesta de política pública real de prevención del embarazo adolescente, con recursos suficientes, con intervenciones articuladas y acorde con el contexto social y cultural.

[1]. En el estudio comparado participaron un total de 118 mujeres de Lima y Asunción. De estas mujeres, 80 estaban entre los 23 y los 33 años de edad: 38 de ellas tuvieron su primer hijo durante la adolescencia y 42 fueron madres después de la adolescencia. El objetivo fue contrastar la experiencia de los grupos de control. Vea el documento aquí.

Relacionados

Una respuesta a “Embarazo adolescente: ¿Cuántas niñas más sin futuro?”

  1. Te escribe Maria Ordoñez, un placer saludarte.

    Quería hacerte una propuesta de beneficio mutuo con el blog que manejas , si estas interesado y quieres te informe un poco más sobre dicha propuesta, esperamos una respuesta de tu parte confirmándonos para así poder enviarte toda la información necesaria con respecto a lo mencionado.

    Quedo a tu disposición y a la espera.

    Puedes contactar a carlosl@iiemd.com o indicarme un email de contacto y con gusto se te enviará la información.

    Saludos cordiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *