¿Para quién son los parques de Bogotá?

¿Dónde están los parques de Bogotá?

Una persona de estrato 6 puede acceder a casi tres veces más área verde que una de estrato 1. El estrato 6 tiene 10,6 m2 de zonas verdes per cápita, mientras que el estrato 1 tiene 3,4 m2. Y eso sin incluir los clubes y las fincas. El gráfico, abajo, muestra la tasa de metros cuadrados de zonas verdes por estrato. El promedio distrital es de 3,37 metros cuadrados por habitante.

Gráfico 1. Tasa de metros cuadrados de área verde por persona por estrato en Bogotá (DADEP 2016)

La inequidad no sólo se manifiesta por estratos. Como muestra la tabla, en las localidades con más jóvenes y niños es dónde hay un mayor déficit de parques. En Kennedy, Suba, Engativá, Ciudad Bolívar y Bosa, las localidades con más población entre 5 y 25 años, la tasa de zonas verdes por habitante es inferior al promedio distrital (3,37 m2/hab.).

Elaboración propia a partir de datos del DANE (2015) y del DADEP (2016)

¿Qué prometió hacer el alcalde Peñalosa?

La administración de Enrique Peñalosa prometió la construcción y/o mejoramiento de 64 parques en la ciudad en el plan de desarrollo. Sin embargo, las metas de los proyectos no distinguen entre la construcción de parques nuevos y la adecuación de parques existentes. Además, La administración sólo ha definido 29 de los 64 parques que aparecen en el plan de desarrollo.

La administración de Enrique Peñalosa no interviene donde se debe. El siguiente mapa muestra las 29 intervenciones de parques que ha definido el IDRD: sólo 8 parques se proyectan en las localidades con mayor déficit de zonas verdes; las 16 restantes están ubicadas en localidades que no tienen escasez de parques. Estas intervenciones aparecen en el mapa como puntos verdes, mientras el déficit de áreas verdes se representa con grados de color rojo. Entre más rojo, mayor el déficit.

Elaboración propia a partir de información del DANE y el DADEP

Elaboración propia a partir de respuestas de IDRD a proposición 362 de 2017
De los 48 parques vecinales que la administración prometió mejorar o construir, sólo 18 intervenciones están definidas: 9 adecuaciones y 9 construcciones. Visitamos todas las obras y comprobamos que estas se están llevando a cabo en parques que ya existen. ¿Por qué el IDRD presenta estas intervenciones como construcciones si se van a hacer en parques que ya existen? ¿Cómo espera la administración reducir el déficit de parques en Bogotá si construyen sobre lo construido? ¿Cuántos nuevos metros cuadrados de zonas verdes suman estas obras de parques vecinales al déficit de la ciudad?

16 de los 64 parques a intervenir por la administración de Enrique Peñalosa son zonales y metropolitanos. Sólo 11 están definidos: 5 presentan avances de obra y 6 están en etapas previas a la construcción. Como puede verse en el siguiente cuadro, las obras que se realizarán en los 6 parques que no han iniciado construcción son fundamentalmente equipamientos, adecuaciones, escenarios y mejoras arquitectónicas. En otras palabras no son parques nuevos.

Foto: UAN Juan Carlos Flórez, 2017. Parque el Provenir, Bosa.

De los 64 parques que serán intervenidos por la administración de Enrique Peñalosa, sólo 2 ayudarían a superar el déficit de zonas verdes y la inequidad en el acceso a parques en Bogotá: el parque El Recreo y Porvenir, ambos en Bosa (que pueden ver en las fotos). Los restantes se dividen así: 35 no están definidos y 27 son en parques que ya existen o en localidades que no tienen déficit importante de áreas verdes.

Foto: UAN Juan Carlos Flórez, 2017. Parque el Provenir, Bosa.

Como lo señalé durante la discusión del plan de desarrollo, el 16 de mayo de 2016, la queja fundamental de jóvenes y viejos es que los espacios públicos han sido expropiados por el crimen. La oferta de cultura tiene horario de oficina, mientras que el narcotráfico trabaja non-stop. La administración de Enrique Peñalosa sabe muy bien que el problema de seguridad en los parques no es nuevo. Según la encuesta bienal de culturas del 2015, el 48,1% de los bogotanos percibe que los parques no son lugares seguros, el 60% de los jóvenes asegura que en el parque cerca a su casa se consume droga, y el 46,2% que se vende droga. Aquí pueden ver los resultados esta encuesta.

Pequeños Cartuchitos

El pasado lunes 25 de septiembre en la sesión que hizo el Concejo de Bogotá en la localidad de Suba escuché el clamor de la gente que denuncia cómo el crimen y el narcotráfico se han tomado sus parques. Escuchemos a cuatro vecinos de Suba cuyo testimonio recogí.

Ni la policía, ni los guardias, ni mucho menos los ciudadanos están seguros en el parque Cayetano Cañizares. A pesar de que las luces se instalaron hace un año, muchas luminarias ya están dañadas. En el costado noroccidental del parque, el extremo más oscuro, se encuentra el “callejón de la muerte”, como lo llaman los vigilantes del parque, a quienes también han atracado. A continuación el testimonio de uno de los guardias del parque Cayetano Cañizares.

No sólo con la construcción de canchas sintéticas se garantiza la seguridad en los parques. Por ejemplo, los vecinos del parque Olaya Herrera reconocen la importancia de las nuevas obras que ha hecho el IDRD, pero como muestra el siguiente testimonio, se sienten inseguros cuando usan el parque.

La administración de Enrique Peñalosa no tiene clara una estrategia para recuperar los parques de las garras del crimen y la drogas. La secretaría de seguridad, que debería ser la primera en responder por este problema, no presenta ningún resultado concreto. Por su parte, la secretaría de cultura anunció el pasado 11 de septiembre un programa llamado “parque para todos” que durará tan sólo tres meses y funcionará en el 110 parques (el 0,02% de los parques del distrito). Mientras tanto, el IDRD contrata seguridad para bienes y no para personas, como pueden ver en la imagen.

Como lo he advertido en otras oportunidades, la solución no está sólo en garantizar la presencia de la policía, sino sobre todo en poner en marcha programas audaces y articulados que eviten que el narcotráfico se tome zonas enteras de la ciudad.

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *