No se puede invertir en Maloka sin antes sanear su situación financiera

No se puede invertir en Maloka sin antes sanear su situación financiera

En octubre de 2017, la administración del alcalde Peñalosa presentó un proyecto de acuerdo ante el concejo con el fin de aumentar la participación del distrito en la corporación Maloka. Tomé la decisión de no apoyar este proyecto de acuerdo, pues considero que va en contravía del buen uso de los recursos públicos de la ciudad.

¿Por qué?

Maloka en este momento se encuentra en una situación financiera crítica: su déficit asciende a $36 mil millones, un aspecto que, a pesar de ser crucial para estudiar la viabilidad del proyecto, no fue expuesto de manera rigurosa por la administración. Los $15.800 millones que serán invertidos por la administración, cuando el proyecto sea sancionado por el alcalde, a la tasa de cambio de hoy ($2,971.36, el 25 de octubre) representan más de 5 millones de dólares y son la cuarta parte (24,1%) de los activos totales con los que contaba Maloka en 2012 ($65.562.517.357 pesos).

Estos recursos no serán invertidos en la innovación tecnológica de Maloka. Por el contrario, estarán orientados principalmente al pago de pasivos y gastos operacionales, que son resultado del mal manejo dado por su junta directiva que, en su mayoría, pertenece al sector privado.

Las recomendaciones para Maloka

Maloka contrató a firma Inverlin para realizar un estudio del estado financiero de la empresa y de sus perspectivas de saneamiento. Según este estudio, Maloka debe implementar un conjunto de estrategias, dentro de las cuales se incluye fortalecer el apoyo del sector público.

Para mejorar sus estados financieros, señala el estudio, Maloka deberá pagar sus obligaciones vencidas, controlar costos de personal y fortalecer el portafolio de servicios. Para lograrlo, deberá hacer inversiones y ajustes para casi duplicar los ingresos en los próximos años (deben alcanzar alrededor de $19 mil millones) sin aumentar sus gastos más allá del 17%. A continuación pueden ver las proyecciones que definió Inverlink para sacar a flote la empresa:

En la medida que la administración no presenta un balance fiscal de los estados financieros de Maloka, nos remitimos a los datos que aporta un informe de la Contraloría distrital (de 2014). Según la información allí contemplada, a 31 de diciembre de 2012, la entidad refleja activos totales por valor de $65.562.517.357, pasivos de $9.251.362.019 y patrimonio por $56.311.155.338. En el siguiente cuadro se observa que en los últimos años la entidad presenta perdidas recurrentes.

Encontramos datos más actualizados en la respuesta a un derecho de petición radicado por el representante a la cámara Carlos Guevara. Según estos datos, proporcionados por Maloka, la situación descrita por la contraloría no muestra una mejoría, pues desde 2012 hasta la fecha Maloka presenta resultados negativos en su operación. En la siguiente tabla puede verse esta relación año por año.

En estas condiciones, no es responsable que el distrito invierta recursos en una empresa en una situación crítica. Por una parte, estos recursos – más de $15.000 millones – no van a estar destinados a sanear el déficit de Maloka, sino a cubrir gastos operativos. Por la otra, el plan de salvamento para la empresa es excesivamente ambicioso, y la historia reciente de Maloka no muestra ningún indicio de mejoramiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *